Hinds (aka Deers) ¿Hay para tanto?

Las cuatro chicas que forman la banda madrileña Hinds

Hinds -AKA Deers-

Es justo esta mierda de que “siempre todo no puede ser”. Eso que te enseñan y repiten incansablemente desde pequeño. “Todo no se puede tener”. Pues eso es lo que me pasa con estas cuatro chicas de Madrid. Las ví en el Heliogábal de Barcelona, atraído por oir que són lo ‘mas’; que las citaron como banda de la semana en el The Guardian, que el NME las sitúa entre los 50 grupos a seguir en el 2015 y que en Pitchfork hablaron de su single ‘Between Cans’.

Ya les han hecho cambiar el nombre (ahora se llaman Hinds, antes Deers – !joder¡ abogados de por medio cuando su repertorio no llega a los 40 minutos-), que ya van diciendo que no a ciertos bolos de prestigio por tener exclusividades, y que este año van a dar a la vuelta al mundo dando conciertos.

Si todo eso que las podría convertir en ‘odiosas’ – por eso de la envidia – en ‘prefabricadas’ – por tanto éxito mediático-social-network a la velocidad de la luz – o en ‘hype’ – esa palabra que define el éxito inmediato convertido en tendencia sin saber muy bien por qué -; se emborrona cuando las ves divertirse mucho más que el público – y si es de Barcelona diría que muchísimo más (no us enfadeu, jo sóc de Barcelona) -; tomárselo todo con una actitud entre inocente y disparatada, reirse de sus propias limitaciones y vivir este momento mezcladas entre la gente que las sigue.

Y lo más importante a su favor, un sonido – que no por original – tiene sin duda personalidad. Ese garage lo-fi, que grupos como los Allah​-​Las han llevado al pedestal, al que estas cuatro chicas también le saben dar un toque único.

Es por eso que estaré atento a sus próximos pasos: Si se convierten en modelos publicitarias de marcas de bragas, tampones, bebidas o ‘sneakers’ o la fama se apaga y no tienen problemas en seguir tocando en garitos horribles. No, no voy a decir que no puedan hacer ambas cosas. Por supuesto que sí. Sólo que a mi me importa la música que sale de sus corazones y en eso me voy a coger para decidir si les borro de mi memoria musical o les doy permiso para continuar.

Y es que eso de las modas, lo ‘cool, lo ‘hype’, me pone de los nervios. Tanto los que de por sí ya aborrecen todo que llega con esa etiqueta como los que no escuchan nada más que no lleve esa etiqueta.

Saber los motivos por los que alguien como las Deers; ay perdón las Hinds -espero que no me llame el abogado canadiense – han conseguido fama mundial, es sin duda materia de master universitario. Un fenómeno que merece una reflexión profunda. Yo, pues sí que me las llevaría a mi festival (Vallsonora), pero eso sí ahora mismo hay grupos que se lo merecen más que ellas. ¿Me mojo?. Pues sí: ya se lo dije a ellos. Para mi los Vàlius si fueran de Sheffield o de Brixton ya hubieran salido en la portada del NME.

Última reflexión: ojalá mi sobrina monte un grupo igual con 18 años y me pueda convertir en su mánager.

Advertisements

About killtheparty dj

Promotor y selector musical, fan, y editor de libros. Fundador del festival Vallsonora y programador del 2013 al 2015.

2 comments

  1. Cierto Killtheparty, el público en Heliogábal “muy correcto” y poco participativos. Me encantó que acabaran con un tema de Headcotees ( Davey Crockett) Son las nuevas The Roches y The Headcotees entre otras bandas del 2015

  2. El hype es esperanza, no eso que dices que es. Y no existe lo hype, existe algo que genere hype.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: