Miquel Serra – ‘Opilions’ (Autoeditat)

Miquel Serra

Como tengo la libertad absoluta para hacerlo, he decidido que el álbum del mes sea para una maravilla autoeditada el año 2009 por un mallorquín de nombre Miquel Serra. Es verdad que todo es consecuencia de llegar a mis manos la última obra de Miquel llamada La felicitat dels animals (Foehn Records). También podria ser perfectamente el ‘álbum del mes’: tiene sombras de Animal Collective pasadas por el tamiz de un sonido nacido en una granja de la isla de Mallorca, por la voz de alguien que ama su tierra y que llama a la alegría terrenal sin contaminación. Me creó una adicción, que es la que me llevó a descubrir Opilions.

Tiene todo lo que podríamos denominar una ‘obra maestra’. Imaginárselo grabando el disco – fue autoeditado – es ver a un tipo en estado de calma y sosiego dificil de creer, paseando por un entorno con olor a rocío en una mañana con colores mediterráneos. Alguién que ha encontrado la paz consigo mismo en medio de la naturaleza. Y eso es lo que transmite este disco lleno de juegos vocales, melodías sinuosas y canciones terapéuticas. Como si Miquel Serra hubiera encontrado el lado amable de la vida terrenal justo en el momento en el que estoy releyendo ‘El corazón de las tinieblas’. En definitiva un pop muy personal, telúrico, arraigado y apegado a las tonalidades que le rodean. Todo entre ruidos de mar, tierra y aire.

Opilions poseé todo un ramo de canciones distintas entre sí, pero unidas por unas letras -cantadas con el dulce acento catalán de Mallorca – que claman por recuperar tiempos de inocencia. Y su repertorio rítmico es riquísimo. Oigan esta canción inolvidable ‘Sa teva bèstia’. Lo que empieza de forma templada se transforma en un alegato lleno de energía con un estribillo memorable:

“Jeu aquí mateix sa teva bèstia
Jeu aquí mateix sa teva bèstia
Jeu aquí mateix sa teva bèstia
És on van tirar els nius de plàstic”

Hay tiempos para ‘nanas’ pensadas para adultos (‘Ets tu qui m’aporta’, ‘Encuentros’) . Se atreve con el inglés en un par de temas, entre los cuales coquetea con el pop más melódico (‘Years from home’), es capaz de superar el concepto folk (‘Petit Omnívor’ o ‘Grans dies’) e ilustrarnos con sonidos fantasmagóricos (Ni tan sols puc dir’). Dulces voces también le acompañan (‘Setembre’) y se arrastra a veces como si fuera un vagabundo de la música (‘El que espera’).

Y en sus letras, claro no faltan sus animales. Aparecen perros, omnívors, ratas, peces, serpientes, hormigas…toda la fauna que debe rodear a Miquel cuando está en su casa (tiene una parte muy nomáda), pero para el título del disco se quedo con los opilions. Esos animalitos que parecen arañas pero no lo son. La verdad, el disco parece hecho a medida de estos pequeños seres que no tienen mucha belleza, que despiertan más bien desprecio entre los humanos, pero los imagino bailando y cantando hipnotizados con Miquel Serra.

“Juguen envoltats de nins tan trists
Me contenen els sentits
Les se mengen els dragons
I hi canten els natius
Opilions”

Y salud para todo esa sabia de músicos mallorquines que nos llenan de felicidad. Ya tenía Antonia Font y Oso Leone. Gracias Foehn Records por haber puesto a Miquel Serra en mi lista.

Advertisements

About killtheparty dj

Promotor y selector musical, fan, y editor de libros. Fundador del festival Vallsonora y programador del 2013 al 2015.

One comment

  1. Preciosa descripción, un músico que no deja indiferente al escucharlo y al leerlo

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: